Rda. San Francisco, 1 10002 Cáceres

927 21 38 60

Las claves

24/06/2014

5 cuidados antes y después de una operación de pechos

5 cuidados antes y después de una operación de pechos

Si tienes decidido someterte a una operación de aumento de mamas, debes seguir una serie de consejos previos y posteriores a la cirugía para asegurarte que no surge ningún problema

  1. Cuidados previosAntes de acudir a clínicas de cirugía estética en Cáceres para someterte a un amento de pechos, debes seguir una serie de recomendaciones para asegurarte que el proceso no sufre ninguna complicación. Los días previos a la intervención tienes que usar un jabón germicida a la hora de ducharte. Además es importante que no consumas bebidas alcohólicas.

  2. PrecauciónLos días siguientes a la operación será muy importante llevar en todo momento un sujetador deportivo. Estas prendas ofrecen un mayor agarre y sujeción, con lo que los implantes se moverán muy poco y apenas crearán molestias. Tienes que evitar cargar pesos durante las primeras semanas y tratar de no realizar ningún movimiento brusco.

  3. DescansoEs importante que realices un buen descanso tras una operación. Para ello es muy recomendable que a la hora de dormir lo hagas con la cabeza ligeramente elevada y boca arriba. Lo mejor sería que las primeras noches evitaras a toda costa las posiciones laterales. En la Cínica Vicente García Morato estaremos a tu entera disposición para resolver cualquier duda que tengas antes y después de la intervención.

  4. Actividad físicaDos de los consejos más importantes que te darán en las clínicas de cirugía estética en Cáceres tras una operación de aumento de mamas tendrán que ver con la actividad física. Es importante que la paciente no tome el sol en las siguientes semanas, ya que podría provocar marcas en la zona de la cicatriz. Tampoco es bueno realizar ejercicio las primeras semanas, sobre todo aquella que implica el uso de los brazos.
  5. VendajesSerá muy importante que mantengas lo más secos posibles todos los vendajes que te pongan. De esta manera los cuidados serán mucho más efectivos. Además, cuando te lo autorice el médico, podrás lavar la zona siempre con agua tibia y un jabón neutro. Si durante el proceso sufrieras mucho dolor en senos, costillas o esternón, acude a un profesional para que pueda evaluar tu estado.